»¿Sabes que es la analgesia acupuntural?

 

El surgimiento de la analgesia acupuntural quirúgica comienza en China en el año 58 con la primera amigdalectomí­a que revolucionó la Medicina Tradicional China, refutando a los críticos de la acupuntura y abriendo un capí­tulo que despertó el interés por esta ciencia en los profesionales de las especialidades quirúrgicas de todo el mundo.

La analgesia acupuntural quirúrgica (AAQ) (también llamada acupuntura anestésica) se define según Pagola, 2005 como "un método analgésico desarrollado sobre la base de prevenir mediante el estimulo acupuntural el dolor que se ha de originar durante el acto quirúrgico, logrado mediante la acción de la Medicina Tradicional Asiática con las teorías de neuroanatomí­a y neurofisiología de la medicina occidental moderna".

La literatura médica hasta la actualidad recoge una amplia gama de operaciones realizadas por este método en diversas especialidades quirúrgicas donde se puede encontrar desde herniorrafias, tiroidectomía, colecistectomía, apendicetomía, lobectomía, neumectomías, mastectomía en cirugía general, oforectomí­a, histerectomía y cesáreas en Ginecobstetricia, tumores cerebrales y hernias discales en neurocirugía, osteosíntesis, resección de tumores óseos, en ortopedia, cataratas, estrabismo en oftalmología, extracciones dentales en Estomatología, hasta valvulopatías en cirugía cardiovascular a corazón abierto y se demuestra en cada una de ellas una efectividad superior al 80% de forma promedio, los autores coinciden en los beneficios de este método anestésico.

Las operaciones realizadas en otras especialidades tienen gran importancia en el debate científico del tema, dado que en Cirugía Plástica solo se han publicado dos operaciones de mamas realizadas por el Dr. Van Nghi realizadas  en el año 1971 y publicado en el año 1997, una ritidectomía facial en el año 1974 y por tal motivo se le concede gran importancia al estudio realizado por la autora de 40 mastoplastias reductivas con analgesia acupuntural quirúrgica publicado en el año 1995 en la Revista Avances Médicos de Cuba. En el paciente quemado existen referencias del uso de la acupuntura en el alivio del dolor durante la cura de las lesiones por quemadura, siendo la primera investigación desarrollada por la autora donde demuestra el efecto analgésico de la acupuntura en la curación de las lesiones por quemaduras, publicado en el año 2000. Sin embargo, en la literatura médica relacionada con el uso de la analgesia acupuntural quirúrgica en la cirugía más frecuentemente realizada en los pacientes quemados, el autoinjerto de piel para el cierre de la herida de quemaduras de tercer grado, siendo  la experiencia publicada por la autora relacionada con 40 operaciones de autoinjertos de piel con analgesia acupuntural quirúrgica, la primera investigación que demuestra que la acupuntura es efectiva en la extracción de piel para trasplantes.

Cabe precisar que existe una gran variabilidad en la efectividad de las miles de operaciones realizadas con acupuntura, todos los autores coinciden que la acupuntura anestésica tiene múltiples ventajas entre las que se mencionan: una disminución de las complicaciones en el proceso operatorio, rápida recuperación, reducción del tiempo de hospitalización, disminución del consumo de medicamentos durante el pre, trans y postoperatorios, se logra una movilización y alimentación precoz del paciente operado, se evidencia una disminución del sangramiento en el transoperatorio, los parámetros clínicos se mantienen estables durante la operación y es un método aplicable en pacientes con riesgo anestésico, entre los inconvenientes de esta técnica se describen: efectividad variable entre un individuo y otro, analgesia incompleta, escasa relajación muscular, posición difícil de algunas operaciones con el paciente consciente. Específicamente en la experiencia de la autora se pone en evidencia las ventajas de la analgesia acupuntural quirúrgica en las diferentes operaciones realizadas las cuales han tenido gran repercusión en el orden social, científico y económico, sin presentar hasta el momento actual ninguna complicación mayor en las operaciones realizadas.

 

Si quieres conocer más, ¡no te pierdas nuestros cursos!

Volver